FE, CONFIANZA Y POLVO DE HADAS…

5750039f-8b12-4e9e-9c4c-c7a1690ae265‹‹SOLO NECESITAS FE, CONFIANZA Y… POLVO DE HADAS ››

Hace mucho tiempo de mi última entrada en el blog viejo mamarunnerpgarrefer.blogspot.com,  así que lo hacemos hoy desde el que esta naciendo….,
Supongo que todos necesitamos descansar de vez en cuando, incluso si lo que hacemos nos apasiona, como es correr o escribir… algunas veces estas interrupciones no son voluntarias: trabajo, compromisos familiares, enfermedades…pero otras veces sí lo son…

En cualquier caso, el running y la escritura tienen mucho de hábito y, cuando dejamos pasar un tiempo sin correr o sin escribir, nos puede costar retomarlo y volver a conectar con nuestro lado creativo o nuestro yo interior…
En mi caso, dejé de escribir por muchas razones entre ellas también por falta de tiempo ya que el poco que tenía lo enfoqué en prepararme LA SUBIDA AL VELETA y sobretodo LA MARATÓN DE VALENCIA…, “MARUNNER” es maratoniana...
Esta prueba fue especial, (muy pronto subiré una entrada solo para ella); supongo que todo aquel que hace una maratón por primera vez, siente algo parecido…, pero en mi caso, supuso un antes y un después…; y el después dejo una especie de vacío…, fue un cambio dentro de mí que no supe gestionar, me apunte a mil pruebas de “running” después de aquella…;
… el circuito de 10K de velocidad de la Endurance, (subiendo incluso al podium en varias ocasiones), la media maratón de Santa Pola, los 10k de Valencia, la media maratón de Murcia, mi primer duatlón, los 14k de la Base Aérea de Alcantarilla, el mundial de media maratón de Valencia, las medias maratones de Madrid y Granada en fines de semana seguidos, pruebas de trail prácticamente cada fin de semana.., la carrera de la mujer de Granada…, incluso un increíble Campeonato de España de Joëlette…;
… de todas estas pruebas guardo grandes y muy buenos recuerdos y se me dibuja una sonrisa en la cara al repasarlas todas…

Era difícil encajar que, conseguir superar cualquiera de esas pruebas me llenaba de orgullo, me emocionaba y me alegraba…, pero al mismo tiempo algo se estaba rompiendo dentro de mí, estaba perdiendo la confianza y entré en una espiral de emociones…

Fue entonces cuando llegó la LESIÓN: se me lesionó la ILUSIÓN, la MOTIVACIÓN, la FE, la CONFIANZA….


A veces el HACER genera envidias, críticas, malos entendidos… y eso puede hacer mucho mal, sobretodo en la era digital que nos toca vivir; A veces hay que parar, mirar atrás y NO HACER, observar lo que sucede…

Ándate con cuidado, que no se entere nadie que lo pasas bien, que tu vida funciona y eres feliz a ratos…; Hay gente que es capaz de cualquier cosa, cuando ve una sonrisa…” #C MCInnormal

A veces te da por explorarte a ti mismo y descubres cosas, puedes descubrir otro deporte, otro tipo de comida, un libro fascinante…, o simplemente que odias el cocido, no sé…; A veces, rebuscándote por dentro, descubres que eres “innormal”, y que no necesitas la normalidad dentro de tu vida… (por cierto, un bonito libro que os recomiendo de  @turistaentupelo)

A veces a toda esta espiral de emociones la llaman “estrés”… y es muy difícil luchar contra ese estrés sin armas…, dicen que San Jorge venció al dragón porque iba cargado de fe. Si vas cargado de fe y confianza en ti mismo, si vas cargado de sueños o ilusión en cualquier proyecto, éste sin duda, sale adelante con éxito.

Desde pequeños recurrimos a las ilusiones para construir nuestro proyecto de vida, para diseñar nuestros sueños y fijar nuestras metas. Vivimos con ella porque es la fuerza que nos empuja a alcanzar nuestros objetivos. La ilusión es nuestra compañera de viaje. Con ella pensamos dónde nos gustaría ir, qué nos gustaría ser o a quien nos gustaría tener a nuestro lado.
La ilusión nos ayuda a hacer realidad nuestros sueños. La ilusión sirve para no rendirnos, para llenarnos de aliento y empujarnos a conseguir nuestros objetivos a largo plazo. Sin embargo, con el paso del tiempo parece como si el depósito de nuestras ilusiones se fuera agotando…
Esta sensación está asociada a la experiencia. Las cosas no nos hacen la misma ilusión cuando las hacemos por primera vez, que cuando la repetimos muchas veces. Por eso no solo hay que tener ilusiones, sino que hay que renovarlas para que no se agoten…

Y si has perdido esa ilusión por correr… (por ejemplo), por ponerte de nuevo un dorsal al pecho, por calzarte de nuevo las zapatillas, por ponerte de nuevo en la línea de salida…, ¿qué puedes hacer para volver a encontrarla?…

Pues supongo que la respuesta la vio bastante clara mi liebre favorita, mi dragón (como suelo etiquetarlo a veces porque mis mejores aventuras siempre han ido de su mano)…
Mi dragón es ese alguien que te enseña a amar bien, que no es lo mismo que amar mucho, es ese alguien que te hace ver que eres la heroína de tu propia historia, es ese alguien que te hace ver que tienes que quererte más que a nadie y que puedes hacerlo todo, si te lo propones…; cuando encuentras a ese alguien, ya has ganado la batalla, pase lo que pase después…

“Que sería de la vida sin dragones #HarryPotter-J.K.Rowling”

y así sin más, llegó la sorpresa, y dijo el dragón:
‹‹vas a volver a correr con ilusión y lo vas a hacer vestida de princesa en un mundo lleno de fantasía; vas a enfrentarte a un NUEVO RETO:
36 kilómetros repartidos en tres días, tres carreras en un solo fin de semana, una de 5 kilómetros, otra de 10 kilómetros y tu tan temida y amada distancia…, una media maratón…, en #DisneylandParis ››

IMG-4591

“Hay personas por las que vale la pena derretirse”. #Frozen

Sería imposible plasmar por escrito lo que siento por mi dragón…, haría falta más de una sola entrada al blog y aun así jamás no lo conseguiría.

 

En casa, todos somos fans incondicionales de Disney, muy a pesar de que estamos en la era tecnológica, donde Internet con todas sus posibilidades, es la reina indiscutible y son casi más famosos algunos “youtubers” o cualquier otro personaje de videojuegos, que los que creó Walt Disney…

“Los niños de hoy en día saben tantas cosas que dejan pronto de creer en las hadas…” #Peter Pan.

Pero si en casa tenemos que destacar un cuento en concreto, ese sería sin lugar a dudas, “Peter-Pan”, no en vano el benjamín de casa se llama Miguel precisamente por el hermanito pequeño de Wendy y es el único de casa, que no ha estado antes en “Disneyland Paris”, por eso, el momento de ser consciente del nuevo reto, me llenó automáticamente de ilusión…
Hay un momento mágico en que Peter-Pan les enseña a Wendy y sus hermanos los simples requisitos para aprender a volar:
– Fe: (fácil para todos ellos, pues creían en lo imposible)
– Confianza: (confiaban en Peter-Pan y eso hacía que confiaran en que ellos también podían volar).
Luego Peter-Pan no logra recordar el último paso…, ese detalle que falta…, piensa y piensa…, hasta que ¡bam!, lo recuerda:
¡¡Vamos otra vez!!
– ¿Dónde estábamos, Wendy?
– Ah, sí.
– Fe. (Ok)
– Confianza. (sí, sí)
– Y… (y…!?)
– ¡Polvo de hada!

Para volar en este mundo…, es decir, para enfrentar todo lo que nos pasa…, hace falta una buena actitud, una mente positiva, necesitas llenarte de fuerza, de paz, de valor, de alegría, de imaginación…, necesitas experimentar cosas y cambiar otras; necesitas dar un salto…, y llenarte de MAGIA…

“El que no cree en la Magia, nunca la encontrará” #RoaldDahl

¿Y qué se puede encontrar en #DisneylandParis???… pues kilos y kilos de ilusión, de magia, de polvo de hadas…..

Nuestro avión rumbo a París salía desde el aeropuerto de Alicante, el Jueves 20 de Septiembre por la tarde, los chicos estaban entusiasmados, nerviosos y ansiosos por llegar y nosotros felices a pesar de las circunstancias de los días previos al viaje…
Creo que ver las caras de los chicos emocionados subidos a un avión siempre es especial, pero en esta ocasión me venía a la cabeza las imágenes de hace justo 10 años cuando fuimos a Disneyland-París por primera vez, sin el benjamín de casa y con la promesa de volver con él…; recordé imágenes de mi hijo Luis, con tres añitos, subido en la cinta transportadora de maletas en el aeropuerto porque no paraba quieto ni un momento y a la azafata riendo con él al activarse la cinta…, lo recordé en el despegue del avión porque imitaba sin parar a los dibujos animados “Little Einsteins” y en el silencio que se produce justo al despegar él gritaba a pleno pulmón esa frase de: ¡¡¡ “despegue”!!! haciendo que todo el pasaje rompiera a reir..

Llegamos al Hotel Cheyene a eso de las diez de la noche y nos instalamos en las dos habitaciones triples unidas, decoradas al estilo vaquero de Andy de Toy Story, cortinas incluidas (digno de ver); eramos seis pues venía con nosotros nuestra Hada Madrina en este viaje, la tita Ange, la “Campanilla” que lo hizo realidad con su polvo de hadas…

A pesar del cansancio del viaje, les costo bastante coger el sueño, pues no dejaban de hacer planes para ver en que atracción se subirian primero o que visitariamos antes, según iban estudiando los planos que les habían facilitado; pero a nosotros no nos costó mucho esa decisión pues sabíamos que debiamos pasar por el Disney Arena a recoger los dorsales de todos a primera hora y dejar los disfraces preparados para la primera carrera de 5k que era por la tarde.
El Disney-Arena era una carpa gigante, con un control de acceso de escaner igual que las entradas al resto de los parques, estaba todo dispuesto cual feria del corredor con stand para recogida de dorsales de todas las carreras, recogida de las camisetas, photocalls por todos lados y hasta una tienda con algunos artículos disney, intentamos movernos por allí lo mejor que pudimos teniendo en cuenta las largas colas que había en cada stand y la ansiedad de los chicos por llegar lo antes posible a los parques.
A eso del medio día ya ibamos camino al parque Disney no sin parar antes a hacer las fotos de rigor a la entrada el Hotel Disney, donde nos alojamos hace 10 años y que tan bonitos recuerdos nos traía… emocionados por Main Street mirando a todas partes giramos a la derecha y subimos a la atracción de Buzz Light Year (donde Miguel y yo nos convertimos en ganadores absolutos por puntuación), entre risas subieron a la primera montaña rusa del fin de semana (esta vez me tocó esperar abajo pues mi vertigo me impedía subir), seguimos caminando visitando todas y cada una de las zonas del Parque Disney, el laberinto de Alicia en el País de las Maravillas, la casita de Blancanieves y los Siete Enanitos, Pinocho, Peter-Pan, el barco pirata, de nuevo otra Montaña-Rusa, el Castillo de La Bella Durmiente, con la mazmorra del dragón…hasta que por fin hicimos una parada rapida para comer, después los chicos siguieron la excursion al resto de montañas-rusas y mi tia y yo decidimos esperarlos con un cafe cogiendo posiciones en Main Street para ver el desfile que comenzó puntual a las 5 de la tarde; nada más terminar salimos corriendo hacia el hotel para ponernos nuestros disfraces, nuestros dorsales y volver al Disney Arena para nuestra primera carrera, un 5k bastante especial.

Ponerse un dorsal al pecho es bastante emocionante, pero hacerlo a la misma vez con mi familia, lo es aún más..
Gracias a todos estos años de running, les puse a los chicos termicas bajo la camiseta-disfraz de manga corta porque cuando corres te sobra todo, pero estábamos en Francia, eran las 7 de la tarde y debíamos esperar hasta nuestra salida sobre las 8/8:30 alli plantados ….

“Dame aquí y ahora un principio con magia, con pasión, lleno de primeras veces, y momentos originales, de esos que crean terremotos, huracanes, inundaciones, desastres maravillosos en tu interior…, y puedes quedarte con todo lo que suene a terminar, con todos los finales de cuento, con todas las perdices…” #CMCInnormal

Por fin sonó ese pistoletazo de salida…. Miguel y Luis salieron disparados cual alma que lleva el diablo y tuvimos que pararlos en varias ocasiones pues lo bonito de aquella carrera era lo que tenían en el camino, los dos parques solos para nosotros, los personajes Disney y todos los empleados de tiendas, y atracciones animando en cada esquina …..
Cruzamos esa meta todos juntos de la mano entre risas, abrazandonos y nada más llegar nos esperaban con las medallas como si hubiésemos hecho la maraton más dura del mundo…
La llegada era en la Plaza de los Heroes en el Disney-Studio y no tengo palabras para describir la emoción en las caras de todos al verse con esas medallas al cuello rodeados de estatuas gigantes de Pantera Negra, Iron-Man o la Masa…abrazandonos, saltando, gritando…. fué sin lugar a dudas un 5K mágico ….

IMG-4985

“Las personas que saben dar abrazos, saben que el objetivo no es rodear a la otra persona con los brazos, sino acercar el corazón propio al otro” #CMCInnormal

Volvimos al hotel en el autobús-lanzadera por el cansancio acumulado de todo el día, cargados con nuestras flamantes medallas al cuello y con todo lo que nos habian dado en la zona de meta de la carrera (agua, galletas, plátanos …) entre risas y gritos contando como lo habían vivido, mirando todos sus flamantes medallas…,
pienso que la felicidad son pequeños ratitos en el tiempo.., y este fué uno de esos ratitos…

A las 5:30 de la mañana sonó el despertador y fue entonces cuando pense que aquello era una locura…; ¡¡¡como iba a correr 36k seguidos sin ningun descanso de por medio!!!
Pero habiamos ido alli a correr y a disfrutar con los chicos a partes iguales, asi que nos pusimos nuestro segundo disfraz, esta vez una de las parejas más clásicas de Disney: “La bella y la bestia”, disfraces todos ellos salidos de unas manos cargadas de magia también, las de mi tía Carmen (otra de nuestras Hadas-Madrinas en este viaje) a quien desde aqui vuelvo a darle las gracias por todos y cada uno de ellos…

La carrera salia a las 7 de la mañana, de nuevo desde el Disney-Arena y fuimos a desayunar al restaurante del hotel a las 6, fue entonces cuando nos dimos cuenta que las termicas murcianas no funcionan muy bien en Francia, hacía un frío de muerte y el aire te dejaba la cara cortada, asi que desayunamos y volvimos al hotel a ponernos otra termica más encima de la que ya llevávamos…
La carrera empezó y de nuevo nos llevaba por ambos parques, decidimos no hacer las paradas de los personajes Disney evitando ese paron por la cola y el frio, pero si paramos a hacernos una foto con cada señalizador de kilómetros, no importaba aqui el tiempo ni tampoco era una carrera llana, había bastantes cuestas y era entonces donde nos veniamos arriba y adelantabámos a mucha gente, la inmensa mayoría disfrazados y la sensacion de correr rodeada de gente disfrazada de personajes Disney fue increible…
Al llegar a Main Street y ver ese pedazo de Castillo de la Bella Durmiente justo delante de nosotros la sensación crecía y crecía… fue entonces cuando Pepe me hizo un video y me dí la vuelta corriendo de espaldas…, recorde a mi rubia-loca corriendo así en la Media-Maratón de Alicante…; la carrera se me pasó volando, me daba la sensación que en vez de un 10K estaba haciendo uno o dos kilómetros y sin darnos cuenta volviamos a cruzar esa meta juntos…

Los chicos nos esperaban en el hotel con nuestra Hada Madrina/Campanilla (la tita Ange).., desayunamos con ellos y nos dirijimos de nuevo a la conquista del segundo parque, esta vez el Disney-Studio (el que más miedo me daba a mi por la cantidad de montañas-rusas que había…), empezamos por la atracción de los soldados de Toy Story, pasamos por la zona de Ratatouille, la montaña de Armagedon, ……
El día se estaba poniendo feo con mucho aire de lluvía, pero aun así pudimos ver el espectaculo de coches y el de los Super-Heroes en el teatro… fue entonces cuando decidimos comprar un par de chubasqueros pues tuvimos que mentalizarnos que correríamos la media maratón bajo la lluvía.. eso tal vez no tenga mucha importancia para algunos, pero aqui los murcianos no estamos nada, pero nada acostumbrados a la lluvia y el frio.

Y de nuevo el último madrugón a las 5:30 de la mañana ¡que locura!, me dolían aún los pies de todos los kilómetros acumulados, de los parones en las colas…estaba muerta de sueño y calentita en la cama y si te asomabas a la ventana veías a la que sería nuestra compañera de viaje esa mañana: la lluvía…
Disfrazados esta vez con otro clásico “La Cenicienta y el Principe”, fuimos a desayunar al restaurante del hotel…, en cualquier otra ocasión me habría muerto de verguenza por ir así vestida (yo soy muy vergonzosa que le vamos a hacer..), pero ese día me vine arriba con el disfraz…,
Era una media maratón y no había entrenado lo suficiente para poder afrontarla, era mi distancia temida, la que hace que mis nervios campen a sus anchas… y no sé, es posible que aquel lugar esté tan lleno de magia, que incluso si no crees en ella te llena por completo…
Después de una hora larga metidos en el cajón de salida con nuestros disfraces, nuestros chubasqueros y bajo aquella lluvía…, sonó de nuevo el pistoletazo que anunciaba la salida, con fuegos artificiales…, y de nuevo ambos parques solo para nosotros, disfrutando de toda la animación para nosotros.. hasta el kilómetro 9 o 10 donde la carrera sale de los parques y se adentra en una zona de bosques y sendas preciosa.
Llegaba el kilómetro 15 y fue entonces cuando fui por primera vez consciente de que estaba corriendo una media maraton, el ambiente era espectacular, corredores disfrazados, música y gente animando por todos sitios y como esa parte de la carrera pasaba por los hoteles había gente aplaudiendo, buscando a algún familiar en carrera…, cuando quisimos darnos cuenta estabamos entrenando a meta saludando cual principes de un cuento Disney, besándonos y sonriendo con nuestra nueva medalla colgada al cuello.

27218991-894c-4b9f-912a-21082d9e0921

Como decía una buena amiga, “la vida son momentos, instantes mágicos que pasan deprisa y no debes perderte por nada del mundo”.

“Y desde ese día ya no duermo para descansar…, ahora simplemente duermo para soñar, en este lugar perdemos demasiado tiempo mirando hacia atrás, camina hacía el futuro, abriendo nuevas puertas y probando cosas nuevas, se curioso…porque nuestra curiosidad siempre nos conduce por nuevos caminos…” #WaltDisney

Anuncios